El bruxismo es llamado también ¨la enfermedad silenciosa¨, es una patología que aproximadamente el 70 % de la población española padece. El bruxismo consiste en apretar inconscientemente la mandíbula y rechinar los dientes, provocando el desgaste de los mismos.

Puede ocurrir durante el día y la noche, pero se presenta con mayor frecuencia durante las horas de sueño. En la mayoría de los casos, las personas afectadas no saben que tienen bruxismo hasta que alguien les dice que rechinan los dientes mientras duermen, o incluso después de una cita con el dentista.

El bruxismo se considera un trastorno que se manifiesta principalmente en la noche, que consiste en el movimiento involuntario de la mandíbula  durante las horas sueño. Las personas con bruxismo tienen probabilidades de desarrollar otros trastornos del sueño, como ronquidos o apnea del sueño. Por esto es importante saber identificar los síntomas del bruxismo y obtener atención de un especialista para recibir un diagnóstico y tratamiento.

¿A qué edad puede aparecer el Bruxismo?

El bruxismo se manifiesta principalmente en las primeras etapas del crecimiento (generalmente en la adolescencia y pre adolescencia) y afecta por igual a hombres y mujeres. Además, según especialistas de la salud bucal, el bruxismo es un trastorno muy dañino que desgarra y causa mucho dolor en los músculos de la mandíbula”.

Síntomas y  signos del bruxismo

  • Apretar los dientes lo suficientemente fuerte como para la persona que duerme contigo lo note.
  • Tener el esmalte dental desgastado mostrando las capas profundas del diente.
  • Dolor de dientes o aumento de la sensibilidad de los mismos.
  • Músculos de la mandíbula cansados ​​o rígidos, o mandíbula bloqueada que no se puede abrir o cerrar por completo.
  • Hinchazón en la mandíbula, el cuello o la cara.
  • Molestia similar al dolor de oído, pero que en realidad no está relacionado con esa área.
  • Dolor de cabeza punzante y muy intenso en las sienes.
  • Lesión causada por morder el interior de la mejilla y desorden del sueño.

Si tienes alguno de los síntomas anteriores, o si tienes dolor en la mandíbula, consulta a un especialistas. Al igual que si notas que tu hijo rechina los dientes o tiene otros signos y síntomas de bruxismo, es importante que asistas donde un especialista en odontopediatría

Tipos de bruxismo

El bruxismo durante la vigilia o el día, puede ser causado por emociones como ansiedad, estrés o tensión. Por otro lado, el bruxismo nocturno está fuertemente relacionado con la tensión mental, no obstante en este caso se manifiesta mientras la persona duerme.

Causas del bruxismo

Aunque son muchas las hipótesis sobre las posibles causas del bruxismo, aún los especialistas no han determinado cuál es la verdadera fuente de este problema de salud dental. Muchos expertos coinciden en que el estrés y los trastornos del sueño pueden ser las dos principales causas de esta enfermedad, también han considerado otros factores que pueden interferir con la aparición del bruxismo, como una alimentación inadecuada, una alineación inadecuada de los dientes, enfermedades respiratorias durante el sueño, mal dormir y posturas incómodas durante la noche.

Medicamentos y preocupaciones

El estrés, la ansiedad o el aumento de preocupaciones pueden ser los causantes del bruxismo. También, emociones como la rabia y frustración. El bruxismo puede ser un efecto secundario de algunos medicamentos antidepresivos, por último fumar, consumir cafeína, bebidas alcohólicas o consumir drogas puede aumentar el riesgo de bruxismo.

Hiperactividad y genética

El bruxismo es común en los niños y adolescentes, pero generalmente desaparece en la edad adulta. Si tienes familiares con bruxismo es posible que otros miembros de tu familia puedan tenerlo o haberlo tenido.

Consecuencias del bruxismo

Además de la hipersensibilidad dental y el dolor persistente en los músculos faciales y los dientes, el bruxismo también puede causar otros problemas, como el desgaste dental que en consecuencia puede agrietar o romper una muela causando dolor en el área de la mandíbula, dientes sensibles especialmente alimentos fríos, calientes y dulces.

Por otro lado, el dolor que puede extenderse a otras partes del cuerpo y causar malestar de cuello, oídos o cabeza. Por último, este puede llegar a causar insomnio e incomodidad (por consecuencia del dolor del bruxismo) crea dificultad y problemas para conciliar el sueño.

Cuando el trastorno del bruxismo no se corrige a tiempo, suele derivar en patologías o alteraciones articulares y separación del maxilar, lo que conduce a mandíbulas cerradas (síntomas que dificultan o restringen la correcta apertura de la boca), e incluso producen contracturas muy dolorosas.

Tratamiento para el bruxismo

En el caso del bruxismo leve, lo más probable es que no requiere de un tratamiento. Sin embargo, en algunas personas, el bruxismo puede ser lo suficientemente frecuente y severo como para causar enfermedades de la mandíbula, migrañas, daños en los dientes y otros problemas nocturnos requiriendo de un procedimiento.

Un especialista en ATM (articulación temporomandibular) será el responsable de hacer un diagnóstico y determinar un plan para tratar la dolencia de forma adecuada. Después de evaluar las causas físicas y psicológicas que pueden causar el problema, el objetivo principal del tratamiento del bruxismo es reducir el rechinar de los dientes, prevenir el desgaste del esmalte dental, eliminar el dolor y evitar posibles daños permanentes en la mandíbula, por lo que el especialista puede recomendar dos procedimientos:

Tratamiento de Férula de descarga

En la mayoría de los casos, especialmente cuando se trata principalmente de bruxismo nocturno, los expertos recomiendan que el paciente utilice una férula de descarga. Es una especie de prótesis que se adapta a la dentadura del paciente y debe colocarse durante las horas del sueño, su función es relajar al máximo la articulación mandibular para evitar el bruxismo de los dientes y obtener una correcta oclusión.

Tratamiento de rehabilitación protésica

En el caso de un bruxismo más severo donde los dientes se encuentren muy desgastados y se vean afectados por la reducción de la apertura de la mandíbula, se recomienda realizar un procedimiento para recuperar la boca, incluyendo la posición articular ideal.

Si padeces de bruxismo, contacta con nosotros Clínica Dental Pons Soria y te ofreceremos las mejores alternativas para solucionar el problema de bruxismo en tu caso particular.