La ​​»Halitosis» es el término médico para el mal aliento y existen muchas causas para que se manifieste, esto puede deberse a lo que comemos y bebemos, a cómo cuidamos nuestros dientes y encías o incluso a una enfermedad.

El mal aliento puede ser vergonzoso todo aquel que lo padece, las personas que lo sufren suelen esconder su olor con chicles mentolados y otros productos diseñados para ocultar el mal aliento. Sin embargo, muchos de estos productos son solo medidas temporales que no pueden resolver el problema desde la raíz.

Por ello, en Clínica Dental Pons Soria, te proporcionaremos una guía informativa sobre las causas del mal aliento y cómo eliminarlo al 100 % de forma rápida y permanente.

Síntomas del mal aliento

Según estudios médicos realizados por profesionales de la salud bucal, algunas características patológicas manifestadas por el mal aliento tienen varios signos y síntomas:

  • Sangrado de las encías.
  • Una capa blanca o amarillenta en la lengua.
  • Boca extremadamente seca.
  • Sabor desagradable que no desaparece con nada.
  • Congestión nasal.
  • La presencia de secreción blanca en las amígdalas.
  • Sensación de ardor en la garganta.
  • Estreñimiento persistente.

Ca​​usas del mal aliento

Cuando las bacterias se descomponen a partir de pequeños trozos de comida, liberan un gas desagradable. Esta placa también es la causante de caries y enfermedades de las encías. Sin embargo, existen otros factores que pueden provocar mal aliento:

Mala alimentación

La descomposición de la comida alrededor de los dientes aumenta la cantidad de bacterias y causa un olor desagradable. Ingerir ciertas comidas y alimentos como cebollas, ajo y especias, también puede causar mal aliento. Una vez que la comida se digiere, ingresa al torrente sanguíneo, se transporta a los pulmones y afecta la respiración.

Consumo de productos de tabaco

Fumar produce un olor desagradable en la boca. Los fumadores y los consumidores de tabaco tienen más probabilidades de sufrir la enfermedad de las encías y dientes amarillo, que es otra fuente de mal aliento.

Mala higiene bucal 

Si no te cepillas los dientes ni usas hilo dental todos los días, las partículas causantes del mal olor permanecerán en tu boca y causarán mal aliento. Se formará una película incolora y pegajosa (placa) formada por bacterias en los dientes. Como resultado, la placa puede irritarte las encías y eventualmente formar depósitos llenos de placa entre los dientes y las encías (periodontitis). 

La lengua también puede retener bacterias productoras de olores desagradables, siendo productora del mal olor, sobre todo si utilizas ortodoncia tradicional debido a que la comida es propensa a quedarse atrpada entre los dientes y la pieza metálica.

Consumo de medicamentos e infecciones bucales

Algunos medicamentos pueden causar sequedad en la boca, lo que indirectamente conduce al mal aliento, otros se descomponen en el cuerpo y liberan sustancias químicas que ingresan a la respiración. Las infecciones bucales son una de las razones por las que aparece el mal aliento, puede ser causado por heridas quirúrgicas postoperatorias de una cirugía oral, como extracciones de dientes o implantes dentales por la aparición de la enfermedad de las encías o úlceras en la boca.

Otras afecciones de la boca, nariz y garganta muchas veces pueden ser la causa principal del mal aliento, la infección o la inflamación crónica de la nariz o la garganta pueden causar goteo nasal y también causar mal aliento.

Alguna enfermedad no diagnosticada

Debido a los químicos que producen ciertas enfermedades como el cáncer y los trastornos metabólicos, estas enfermedades también pueden ser causantes del mal aliento. El reflujo crónico del ácido del estómago (reflujo gastroesofágico) tiene relación directa con el mal olor de la boca.

Diagnóstico del mal aliento

El dentista es el único que puede dar un diagnóstico certero, este puede percibir el aliento de la boca y nariz de su paciente y determinar la gravedad según el olor. El dentista puede raspar la parte trasera de la lengua donde se aloja él mal olor y clasificarlo. Si crees en algún momento que tu mal aliento es causado por una enfermedad, tu dentista te derivará a tu médico de cabecera lo antes posible.

Como eliminar el mal aliento

Para reducir el mal aliento y reducir el riesgo de padecer la enfermedad de las encías, debes mantener siempre una buena higiene bucal. El tratamiento para eliminar el mal aliento puede variar según la causa. Pero si es por razones relacionadas con la salud bucal, tu dentista trabajará contigo para ayudarte a controlar este padecimiento con un tratamiento dental que puede incluir:

Uso de hilo dental y enjuague bucal

Si tu mal aliento es causado por bacterias (placa) en tus dientes, tu dentista te recomendará un enjuague bucal que mate las bacterias y hacer uso del hilo dental para remover la placa. Tu dentista de confianza también puede recomendarte un dentífrico especial para matar las bacterias que causan la acumulación de placa.

Tratar las enfermedades dentales

Si tienes la enfermedad de las encías, es posible que te deriven a un especialista en el área de periodoncia. La enfermedad de las encías puede hacer que las encías se retraigan de los dientes, dejando espacios llenos de bacterias que causan el mal olor. La mejor manera de eliminar estas bacterias es con una limpieza profesional.

Mala alimentación y tabaquismo

No ingerir alimentos con olores muy fuertes, como especias, ajo, cebollas y bebidas como café y alcohol, porque temporalmente harán que su aliento huela mal, al igual que debes dejar de fumar. Eliminar este hábito supondría un gran cambio en el olor de tu boca, debido a que el tabaquismo puede hacer que tu aliento sea desagradable y crea manchas en los dientes. 

Preparación para la consulta

Al consultar a un profesional, debes tener en cuenta que los dentistas suelen preferir una consulta (para controlar el mal aliento) por la mañana para reducir la posibilidad de que los alimentos que ingiera durante el día dificulten el diagnóstico, no uses perfume, loción perfumada, lápiz labial perfumado o brillo de labios cuando programes una cita, ya que estos productos pueden reducir u ocultar el olor. Si has estado tomando antibióticos durante el último mes, pregúntale a tu dentista si necesita reprogramar su cita.