Es muy común encontrar personas con los dientes amarillos en lugar de blanco. La coloración del diente puede aparecer de forma gradual y es en ese entonces cuando más debes preocuparte y detenerla antes que de que se transforme en un diente oscuro y con dolor. Aunque está claro que no todos necesariamente llegan a este extremo. No obstante, siempre es bueno precaver que tener que lamentar.

Por otro lado, mientras más pronto acudas a la clínica a ver por qué se te están tiñendo los dientes de amarillo, más rápido y fácil los blanquearás. Continúa leyendo y sabrás cuáles son las principales causas de que los dientes tomen este color indeseado y cuáles son las principales soluciones al problema.

Dientes amarillos causas

¿Qué causa que los dientes se pongan amarillos?

Alimentación

Siempre hemos hablado de mantener una dieta sana y saludable para el cuidado de los dientes. Bueno, este es un ejemplo claro. Existen una serie de alimentos que, de abusar de ellos, pueden oscurecer los dientes. Estos alimentos contienen pigmentos de color y componentes que desgastan la dentina poco a poco. O sea, funcionan como una máquina de tatuaje: entra en el diente y deja el tinte. Por supuesto, a diferencia de la máquina de tatuar, los alimentos lo hacen de forma muy leve. Entre estos alimentos están el café, el vino, algunos frutos rojos, etc.

Mala higiene

En este caso nos referimos a la mala higiene bucal. En sí, esta es la mayor causa de que los dientes se pongan amarillos. La higiene dental es clave para mantener la buena salud dental. Tan importante es que aparece en todos los consejos que hemos dado en nuestros artículos, independientemente del tema; como puede ser el de “Limpieza y cuidados para tus implantes dentales”.

Si no se mantiene una correcta higiene en los dientes, se creará una capa bacteriana que se cristalizará sobre el diente en forma de una capa amarilla. Esto es lo que conocemos como sarro. Sobre esta capa se forman más y más capas de sarro y van oscureciendo al diente. Si estas capas bacterianas no se eliminan con prontitud, puede provocar múltiples de enfermedades que harán peligrar los dientes.

Las drogas, medicamentos y otros malos hábitos

Cuando mencionamos este encabezado, seguro que lo primero que le viene a cualquiera a la mente es el tabaco. Por tabaco nos referimos a la planta de tabaco. Fumar es de los malos hábitos más perjudiciales que tiene el ser humano. No solo daña los pulmones, sino también los dientes, los mancha y enferma.

Algunos medicamentos también pueden oscurecer los dientes, ya sea de forma directa o como efecto secundario. En las décadas del 60 y 70 los más famosos de provocarlo fueron las tetraciclinas. También el tratamiento para enfermedades, como lo es la quimioterapia, puede teñir los dientes de amarillo. Y por supuesto, las drogas también pueden oscurecer los dientes. Sobre todo las que son consumidas en forma de humo. Estas, incluso, actúan más rápido y perjudicial que el tabaco y los medicamentos.

La edad

Mientras vamos envejeciendo, también lo hacen los dientes y se van oscureciendo de forma natural a medida que pasan los años. No solo por la edad, sino por el desgaste del uso al masticar los alimentos y el roce con los demás dientes hace que se desgaste el esmalte y aflore la dentina. Esto es algo inevitable que suceda.

Lotería genética

Nos referimos a la lotería genética a esa cualidad que heredamos de, o bien tener unos dientes impecables o bien tener los dientes de un tono amarillo de forma natural y propenso a caries. No hay forma que se pueda saber si nuestros hijos heredarán un esmalte blanco brillante y saludable o el amarillo sucio. Lamentablemente, a alguien siempre le toca perder en esta lotería genética. Sin embargo, siempre hay solución para todo.

Dientes amarillos causas Blanqueamiento

¿Qué soluciones hay contra los dientes amarillos?

Independientemente que tengas los dientes amarillos por genética, por la edad o por malos hábitos, en nuestra clínica dental de Pons Soria, en Valencia, tenemos solución para tus dientes amarillos. Estamos especializados en el área de cosmética dental. ¿Qué podemos hacer por ti?

Limpieza profesional

Realizar una limpieza a profundidad por parte de un profesional es lo primero que hay que realizar ante cualquier otro procedimiento. Por supuesto, esta limpieza solo eliminará las capas de sarro y las manchas que puedas tener en la dentadura; no es un blanqueamiento dental. Con la limpieza tendrás los dientes de tu color natural. A pesar de que tus dientes sean amarillos genéticamente, sigue siendo necesaria la limpieza antes de pasar a otros tratamientos, cualquiera que sean estos.

Blanqueamiento y anti-age

El anti-age dental y el blanqueamiento es lo más solicitado y uno de los mejores tratamientos cuando tenemos los dientes amarillos independientemente de las causas. Existen múltiples técnicas para el blanquear la dentadura y eliminar las manchas y colores oscuros. Se pueden realizar por completo en la clínica, en la casa, o de forma mixta (entre ambas opciones). En esencia consiste en la aplicación de agentes blanqueadores sobre el diente durante un tiempo determinado. Si se realiza en la clínica todo sucede en el mismo día, ya que el proceso de blanqueado se acelera con las lámparas led o el láser.

Sin embargo, la técnica de anti-age dental y blanqueamiento de nuestra clínica dental Pons Soria, en Valencia, es considerada como “Revolucionaria” en nuestro gremio. Además, garantizamos la tonalidad B1: el color blanco perfecto. Accede al enlace y entérate de qué se trata. Es la más cómoda de todas.

Carillas dentales

Estas son pequeñas láminas que se adhieren a los dientes. Es una solución para casos como el oscurecimiento total del diente. Es un tratamiento muy cómodo e indoloro que garantiza que el paciente salga de la clínica con una dentadura blanca perfecta.

¿Cómo evitar que las manchas vuelvan a aparecer?

La mejor forma es evitar todas las causas que ocasionan que los dientes se vuelvan amarillos; las que se pueden evitar, claro está. Otra forma es asistir de forma periódica a la clínica dental a realizar una limpieza y revisión de tus dientes. Si sigues estos consejos, tendrás una dentadura blanca y sana por siempre. Recuerda que, a pesar de que el blanqueamiento y la limpieza aclaran los dientes, eso no es algo perpetuo, en tus manos está mantener este trabajo.