Si tienes la necesidad de recuperar tu sonrisa, hay dos opciones viables: los implantes dentales y los puentes. Se trata de dos técnicas muy efectivas cuyos resultados son devolver la funcionalidad y estética a la dentadura. Sin embargo, cada una tiene sus propias ventajas e inconvenientes, así que la elección puede ser difícil.

Por eso, en esta ocasión queremos hablarte sobre los implantes dentales y los puentes. Verás en qué consiste cada uno, los tipos de implantes y puentes que hay, cuáles son sus ventajas e inconvenientes de cada una de estas dos técnicas, y cómo elegir la más adecuada para ti.

Qué son los implantes dentales

¿Qué son los implantes dentales?

Los implantes dentales son piezas fabricadas en titanio o zirconio que se colocan en los huesos maxilares, debajo de las encías, mediante un procedimiento quirúrgico mínimamente invasivo y bajo anestesia local. Cuando han sido colocados los implantes, el dentista colocará las coronas o puentes fijos que reemplazarán a los dientes perdidos.

Las coronas dentales, también llamadas fundas, son cubiertas que se ajustan encima de un diente dañado, deteriorado o con mala estética, o reemplazar un diente perdido si forma parte de la construcción de un puente dental. Y de los puentes dentales hablaremos más adelante, pero te vamos adelantando que para su construcción no siempre se necesitan implantes.

Hay varios tipos de implantes dentales:

  • All-on-4, All-on-6 y All-on-8. Cuando hay pérdida parcial o total de las piezas dentales, estas técnicas instalan en una sola visita al dentista un arco completo de 4 implantes dentales (All-on-4) y hasta 6 implantes dentales (all-on-6). En el caso de que sean 8 implantes dentales (all-on-8), ideales cuando faltan todos los dientes, son necesarias dos visitas en vez de una sola.
  • De carga inmediata. En un plazo de 24 – 48 horas después de la instalación del implante, se coloca una prótesis provisional. Es decir, que prácticamente de inmediato el paciente recupera las funciones de su dentadura.
  • En dos fases. Están formados por dos piezas, una que se coloca en el interior del hueso para sustituir la raíz del diente natural, y otra que se coloca sobre la primera pieza para actuar como pilar de la corona, puente o prótesis.

Implantes dentales: ventajas e inconvenientes

Ventajas

  • Permiten recuperar la funcionalidad completa de la dentadura, haciendo posible morder, comer y hablar sin dificultad. De hecho, la sensación masticatoria es la misma que con los dientes naturales.
  • Devuelven la estética y la sonrisa al paciente.
  • Están fabricados en materiales biocompatibles, es decir que no producen rechazo del organismo ni reacciones alérgicas.
  • Evitan la pérdida ósea a largo plazo, algo que ocurre frecuentemente con las dentaduras removibles.
  • No se necesitan intervenciones restaurativas a largo plazo.
  • Larga vida útil.

Desventajas

  • Es necesaria la cirugía, con un proceso de postoperatorio y recuperación bucal necesarios para implantar la prótesis (en el caso de los implantes dentales de carga inmediata, este problema es mucho menor)
  • Son más caros que las prótesis removibles.
  • En ocasiones, el organismo les hace rechazo.
  • Cabe la posibilidad de que alguna pieza se rompa. Lo cierto es que es realmente improbable que esto ocurra, pero hay que contemplar la posibilidad.

Qué es un puente dental

¿Qué es un puente dental?

Los puentes dentales fijos, también llamados prótesis parciales fijas, son un tipo de prótesis que se apoyan sobre los dientes pilares, es decir los dientes sanos que aún quedan en la boca del paciente, para de ese modo sustituir a los dientes faltantes adyacentes. En general, son la mejor solución para los pacientes que han perdido uno o varios dientes naturales.

Hay varios tipos de puentes dentales fijos, pero los más habituales son los:

  • Puentes fijos tradicionales. Fabricados en porcelana fusionada con metal o en cerámica, son el tipo de puente más común. Utilizan una o dos coronas dentales colocadas sobre dos dientes pilares (dientes naturales adyacentes al hueco). Ambas coronas actúan de anclas para que los dientes artificiales llenen el hueco. Y es necesaria una remodelación de los pilares.
  • Puentes dentales cantilever. Se parecen bastante a los tradicionales. Pero el póntico (diente postizo) va sujeto al pilar solamente de un lado, en vez de dos. Es decir que se podrá colocar aunque haya un solo diente natural adyacente al hueco. Al igual que ocurre con los puentes fijos tradicionales, hay que remodelar los pilares.
  • Puentes Maryland. El póntico queda fijado por una estructura de metal o porcelana que se adhiere a las caras traseras de los pilares. Como las coronas no son responsables por la fijación del póntico, no hace falta pulir el pilar.
  • Puentes sostenidos por implantes. En este caso, como el nombre lo sugiere, son los implantes dentales los que sostienen el puente, en lugar de coronas o estructuras. Pero también es posible que el puente consista en un póntico suspendido entre dos coronas sostenidas por implantes, generalmente cuando no se puede colocar un implante en el hueco.

Puentes dentales: ventajas e inconvenientes

Ventajas

  • El tratamiento es más económico que el de implantes dentales.
  • Larga vida útil.
  • Fáciles de mantener.
  • Previene la movilidad de los dientes adyacentes.
  • Mejora la función masticatoria.
  • Es una solución estética.

Inconvenientes

  • Es necesario remodelar los dientes adyacentes
  • El tratamiento es más caro que una prótesis removible
  • El metal del puente puede teñir el diente o la encía
  • Puede haber filtraciones entre el puente fijo y el muñón dental (pieza metálica hecha a medida, que se aloja definitivamente dentro de la raíz del diente y sobresale en forma de muñón).
  • Puede haber movilidad de los muñones.

Implantes dentales vs. puentes

Implantes dentales vs. puentes: ¿qué es mejor para mí?

A la hora de elegir si colocarse implantes dentales o puentes, es preciso que tengas en cuenta los siguientes factores:

  • Duración y resistencia. Al tener una estructura más, los implantes dentales suelen tener una vida útil y una resistencia mayor que los puentes dentales fijos.
  • Estética. Aunque tanto los implantes dentales como los puentes son estéticos, los primeros le ofrecen un aspecto más natural a la sonrisa, sobre todo si la corona es de zirconio.
  • Tallado dental. Como ya vimos, para colocar un puente hay que tallar los dientes sanos adyacentes, con lo que hay riesgo de dañarlos y afecta definitivamente su aspecto. Y, si el tallado reduce mucho el volumen de estos dientes, habrá que realizar una endodoncia. En cambio, los implantes dentales no requieren tallado.
  • Precio. Debido a sus características y la técnica empleada, los puentes dentales fijos son mucho más baratos que los implantes dentales.

Como ves, todo parece indicar que los implantes dentales son mejores que los puentes en casi todos los aspectos, excepto el precio. Sin embargo, los criterios que hemos utilizado en este artículo son solo a modo de referencia. Para saber qué te conviene más, si un implante dental o un puente, es necesario que visites a un experto en implantología que estudie tu caso y determine el mejor procedimiento.

En la clínica dental Pons Soria, en Valencia, tenemos expertos en implantología con amplios conocimientos y con años de experiencia. Así que no dudes en ponerte en contacto y programar una cita con nuestros profesionales.