La mordida cruzada es de los tipos de maloclusión más común, también se le conoce como mordida invertida y puede presentarse en niños y adultos.

Un especialista del área se encarga de revisar y diagnosticar al paciente para planificar el tratamiento a seguir, el cual se ve influenciado por la edad, porque no es igual corregir la mordida cruzada en niños que en adultos.

Lo esencial es la temprana detección para evitar que el caso empeore y se tenga que recurrir incluso a la cirugía oral para solucionar el problema. Por eso, debes acudir a un especialista que haga la respectiva revisión en cuánto antes. Si eres de Valencia, te ofrecemos una guía para saber cómo escoger un buen dentista en Valencia, aunque estos consejos pueden aplicarse en cualquier ciudad.

Mordida cruzada y sus tipos

Cuando los dientes no encajan correctamente se produce una mordida cruzada. Específicamente sucede al no haber un buen contacto entre la mandíbula y el maxilar superior. Es un tipo de maloclusión que genera la ubicación de las piezas dentales inferiores delante de las superiores.

Además, es común que en este tipo de casos el paciente también tenga ojival, es decir un paladar estrecho, por lo que requiere ser ensanchado.

Un mordida cruzada puede tener un origen dentario donde, a pesar de que el crecimiento de la mandíbula y el maxilar superior ha sido correcto, los dientes no presentan una adecuada posición. Otra posibilidad es el origen esquelético, en este caso el maxilar superior es menos ancho que el maxilar inferior o la mandíbula.

Para solucionar este problema, así como sucede con la mordida abierta y sus tratamientos para corregirla, hay varias opciones que varían según ciertos factores que serán evaluados por el especialista.

Se debe tener en cuenta que no hay una única mordida cruzada, existen 4 tipos según la localización del problema en la boca:

  • Mordida cruzada anterior: el problema está en la zona delantera de la boca.
  • Mordida cruzada posterior: la zona afectada está en la parte trasera.
  • Mordida cruzada unilateral: cuando la mordida está afectada únicamente en el lado derecho o izquierdo.
  • Mordida cruzada bilateral: ambos lados de la mandíbula son afectados.

Posibles causas de la mordida cruzada

La mordida cruzada puede ser causada por factores genéticos y anatómicos, dentro de estos se puede mencionar:

  • Crecimiento excesivo de la mandíbula o inadecuado desarrollo del maxilar superior que puede generar el desequilibrio entre ambos.
  • La tardía o prematura erupción de un diente.
  • Tener mandíbula y lengua con desarrollo desproporcionado.
  • Presentar labio leporino.
  • Tener el paladar hendido.

Además, hay una lista de hábitos que se adquieren en la infancia que pueden favorecer el desarrollo de la mordida cruzada. Algunos de estos son: succionar el pulgar, respirar por la boca y colocar la lengua en posiciones poco adecuadas.

Estos hábitos a largo plazo causan la necesidad de usar ortodoncia. Si ese es tu caso y requieres de este tipo de servicios al estar en Valencia, hemos creado una guía donde te explicamos cómo conseguir el mejor ortodoncista de Valencia y si estás en otra ciudad no te preocupes porque las recomendaciones son muy similares.

Mordida cruzada y su tratamiento

Para el tratamiento de la mordida cruzada se considera dos factores: primero, la edad del paciente y según esto, la gravedad del caso. Porque el diagnóstico a una edad temprana facilita la corrección del problema con ortodoncia, pero en adultos no es tan simple, siendo incluso la cirugía oral una solución para la mordida en ocasiones.

Tratamiento de mordida cruzada en niños

Como se ha mencionado, corregir la mordida cruzada en la infancia es más sencillo y esto se debe a que la mandíbula y el maxilar superior están en pleno desarrollo. Por lo tanto, es esencial que se utilice un tratamiento que favorezca el ensanchamiento del paladar.

Los tratamientos de mordida cruzada en niños inicia con el uso de ortodoncia interceptiva, la cual puede ser extraíble y presenta la capacidad de expandir el hueso maxilar para generar el efecto de ensanchamiento del paladar.

Pero, una dificultad que se suele presentar en esta etapa de la vida es la adquisición de hábitos perjudiciales para la salud bucodental, como colocar la lengua de forma inadecuada o respirar por la boca. Por lo tanto, es necesario que los padres o tutores estén atentos para controlar los mismos para evitar un retroceso en el tratamiento.

En ocasiones incluso es necesaria la intervención de un especialista para su corrección. Por ejemplo, el otorrinolaringólogo puede ayudar a despejar las vías respiratorias altas para mayor facilidad al respirar por la nariz y así evitar hacerlo por la boca. Así mismo, un logopeda puede contribuir con la mejora de la posición de la lengua al enseñar como hacerlo correctamente mediante ejercicios.

Tratamiento de mordida cruzada en adultos

El tratamiento en adultos varía en función de la gravedad del caso, el cual va desde el uso de diferentes tipos de ortodoncia hasta cirugía. Veamos cada opción:

  • Ortodoncia: son recomendables para casos de mordida cruzada más leves hasta de complejidad media. Se puede utilizar tanto ortodoncia fija como invisible, dentro de estas se encuentran: brackets metálicos, brackets de zafiro, alineadores transparentes y ortodoncia lingual.
  • Ortodoncia y cirugía ortognática: recomendable para aquellos casos donde la ortodoncia por sí sola no basta. Por lo tanto, se tiene que complementar el tratamiento para la mordida cruzada con una cirugía que favorezca la funcionalidad y forma de los huesos maxilares. Debes tener en cuenta que este proceso requiere de mayor tiempo para su cumplimiento.

Mordida cruzada: consecuencias al no tratar

Si bien las consecuencias de la mordida cruzada se producen de forma progresiva en el transcurso de la vida, no hay que restarle importancia. Porque sin la atención profesional se puede generar una serie de problemas tanto estéticos como de salud.

Dentro de estas consecuencias que puede sufrir un paciente con mordida cruzada está el dolor a nivel articular, en el cuello y la cabeza. También, se suele presentar bruxismo, fracturas, desgaste y pérdida de las piezas dentales, así mismo puede generar asimetría facial.

Pero, ¿cómo detectar la mordida cruzada a tiempo para evitar estas consecuencias? Problemas al masticar, mareos y dificultad para cerrar la boca son algunos de los síntomas de la mordida cruzada. Si tu o tu hijo presenta algunos de estos malestares es recomendable asistir a consulta con el especialista para que realice un diagnóstico y establezca un tratamiento adecuado.

Si tienes problemas de mordida cruzada en Clínica Dental Pons Soria podemos ayudarte! Llámanos al 963 30 33 44 y pide una cita gratuita con nuestro especialista!