En Clínica Dental Pons Soria estamos acostumbrados a ver a muchos pacientes con problemas de encías retraídas. Cientos de miles de personas sufren de esta retracción debido a una mala técnica de cepillado, sin embargo, también puede ser un síntoma de una severa afección periodontal.

Durante las primeras etapas, las encías retraídas tienen un primer impacto en la estética dento-facial. Conforme pasa el tiempo, el problema se agrava, llegando incluso a provocar la pérdida de las piezas dentales. Como te darás cuenta a lo lago del artículo, una forma de prevenirla es tener una excelente higiene bucal.

Sabemos que este es un tema de profundo interés por la gran cantidad de personas que lo padecen. En esta oportunidad te brindaremos la información que necesitas saber para identificar a tiempo los signos que indican la presencia de la retracción de encías. Asimismo, conocerás sus causas y métodos para solucionarlo.

¿Qué significa tener las encías retraídas?

Para aprender cuáles son las soluciones de las encías retraídas, primero hay que saber qué es con exactitud. Tal como su nombre lo indica, es un desgaste severo de los tejidos gingivales. Al sufrir de esta enfermedad, las personas podrán observar que sus dientes tienen un tamaño más grande de lo normal. La razón de esto es porque al retraerse la encía, comienza a notarse la raíz de las piezas dentales.

Como dijimos con anterioridad, la estética de la sonrisa se ve afectada por la retracción de uno o varios dientes. No obstante, la gravedad radica en la exposición de la raíz a la placa bacteriana, también conocida como sarro.

Esto último vulnera la pieza y el tejido que la rodea de manera interna y experta. Generalmente, dicho problema aparece en adultos mayores de 18 años, aunque hay casos provocados por patologías que provocan su aparición en los niños.

Por otro lado, es importante destacar que los tejidos no se regeneran, es decir, una vez que se retraen, no pueden volver a tener el aspecto que tenían antes. Los periodoncistas son los encargados de determinar los procedimientos que necesitará el paciente, aunque uno de los más comunes es la cirugía de encías.

¿Cuáles son las causas que originan las encías retraídas?

Esta es una afección frecuente porque las causas que la originan son variadas. Sin embargo, al igual que muchas de las enfermedades dentales, pueden aparecer debido a una higiene bucal deficiente. La acumulación de bacterias provocan el sarro, el cual es una película semitransparente que desgasta el esmalte dental.

El sarro negro o amarillo, comienza a solidificarse con el paso del tiempo, afectando los dientes y los tejidos. Cuando esta colonia de microorganismos crece, comienza a tener un efecto en las encías, inflamándolas y haciéndolas sensibles a las infecciones. Por su parte, las piezas se erosionan gracias a las caries.

El desgaste gingival comienza a originarse debajo del sarro, ya que este tiende a cubrir la encía más cercana al diente al compactarse. Debes saber que estas bacterias pueden acceder por dentro del tejido, y atacar las partes más sensibles y vulnerables, como el hueso alveolar.

De forma progresiva, la encía comienza a separarse del diente. Por su parte, otras causas que originan la retracción de encías son:

Patologías en los tejidos

El exceso de sarro es uno de los principales causante de patologías en los tejidos tales como la piorrea o la gingivitis. Estas son peligrosas pues en las etapas avanzadas afectan al hueso alveolar, retraen por completo el tejido y así provocan la caída de los dientes. Cuando esto ocurre, el paciente requerirá de un tratamiento de implantes dentales.

Vulnerabilidad gracias a los cambios hormonales, la edad y la genética

Durante la menopausia y el embarazo los cambios hormonales sensibilizan los tejidos blandos, haciéndolos vulnerables a la placa bacteriana. Por otro lado, las personas de 25 años o más tienen mayores probabilidades de contraer enfermedades periodontales. Igualmente, hay quienes son más susceptibles a estas afecciones debido a sus características genéticas.

Técnica deficiente de cepillado y bruxismo

Cepillarse de modo agresivo lastima y daña los tejidos. En estos casos, la encía retraída se produce principalmente en los incisivos y los caninos. Por su parte, la presión provocada por el bruxismo también tiene un efecto negativo, y ayuda al desgaste.

Los piercings y el tabaco

Los piercings en los labios y lenguas rozan y laceran de manera constante las encías, provocando su retracción. El tabaco, además de ser dañino para la salud general, perjudica los dientes y los tejidos, aumentando las posibilidades de padecer de patologías periodontales.

¿Qué métodos existen para resolver las encías retraídas?

El primer paso es acudir inmediatamente al periodoncista. Las encías retraídas son un problema grave que debe resolverse con eficacia. En tal sentido, en Pons Soria contamos con expertos en esta área odontológica que tienen la experiencia necesaria para realizar procedimientos que restauren el aspecto y salud bucal de los pacientes.

Entre los tratamientos que pueden realizarse está la cirugía de encías, donde se injerta tejidos del paladar sobre las raíces dentales expuestas. De esta forma las piezas no quedan expuestas al sarro. Este enfoque quirúrgico puede ayudar a la realización de implantes dentales, en caso de que el paciente pierda el diente.

Otra acción asertiva es el raspado y alisado radicular. Primero se eliminan los cúmulos de bacterias en los tejidos, y después se estira el tejido blando para ponerlo sobre la pieza dental. Igualmente, la técnica de estiramiento de encía busca darle a la dentadura una nueva y saludable apariencia.

También se destacan métodos como la regeneración de encías. Se trata de un procedimiento en el cual los expertos buscan regenerar los tejidos con un estimulante especial. La idea es que el propio cuerpo ayude a mejorar todas las zonas afectadas por el desgaste.

Recordamos que la única manera de provocar una restauración de la encía es por medio de intervenciones profesionales. Una vez realizadas, el paciente tendrá que mantener una buena higiene dental y mejorar sus hábitos alimenticios. Se recomienda el desuso de elementos como los piercings.

Si sientes que tus dientes tienen un tamaño más extenso de lo normal, pide una cita con nuestros periodoncistas profesionales. Atenderán tu caso y te brindarán la asistencia que requieras. Para comunicarte con nuestro equipo solo debes llamar al +34 963 303 344.