Aunque sea algo que vemos a diario, muchos desconocen qué es la ortodoncia y cuáles serían los tipos más adecuados para ellos en caso de necesitarlo. Dentro del cuidado de la salud y en específico, de la salud dental, estética y comodidad, la ortodoncia juega un gran papel. El cuidado y atención a los problemas de ortodoncia no solo trae beneficios físicos, también sicológicos.

La autoestima y seguridad que una sonrisa perfecta, sana, limpia puede brindarle a una persona, es indescriptible. Eso va más allá de cualquier efecto físico que se logre. Nuestra unidad de estética dento facial da fe de ello. Por ese motivo, en este post nos dedicaremos a explicar cuáles son los tipos de ortodoncia que hay, para qué se usan, los aparatos, pero sin entrar en el detalle de los precios, ya que es algo muy variante. No obstante, detallaremos todo lo que interviene en ellos.

Primero, lo primero ¿qué es la ortodoncia?

Es una rama de la odontología encargada de prevenir y corregir las malformaciones y defectos que pueden presentarse en las piezas dentales. Su objetivo es lograr que los dientes y huesos maxilares ocupen la posición correcta.

Tipos de ortodoncia y precios tratamiento

¿Cuándo necesito algún tratamiento de ortodoncia?

  • Cuando se presentan dientes apiñados. Esta malformación imposibilita correcta oclusión y articulación de la mandíbula. Incluso, puede provocar dolores de cabeza y cervical.
  • Diastemas. Son esos espacios grandes entre los dientes.
  • Ausencia de dientes.
  • Desgaste dental.
  • Oclusión dispareja o incorrecta.
  • Disarmonía entre maxilares.

¿Qué tipos de ortodoncia existen?

Existen tipos de formas de agrupar las ortodoncias: según su forma y según su objetivo o problemas que atacan. Según la forma pueden ser fijas o removible; y según su objetivo son preventivas, interceptivas o correctivas.

Ortodoncia fija

Es el tipo de ortodoncia que no se puede remover sin la intervención de un profesional. En ella se fijan los brackets o bandas a los dientes y se anclan mediante ligaduras metálicas. Son permanentes y su acción se ajusta periódicamente en la consulta de ortodoncia.

Tipos de ortodoncia removible

Es el tipo de ortodoncia que, como dice su nombre, puede removerse de los dientes.

Ortodoncia preventiva

Esta es la destinada a prevenir las posibles malformaciones o defectos en el crecimiento de las estructuras bucales en los niños a edades muy tempranas. Es la que estudia el desarrollo dento-facial del pequeño. Para esto lo más indicado es saber cómo escoger la mejor clínica de odontopediatría en Valencia o donde quiera que estén.

Por lo general, en este tipo de ortodoncia se emplean aparatos removibles o implementan hábitos destinados a eliminar las malas costumbres que afectan al desarrollo dento-facial del niño; como chuparse el dedo pulgar, por ejemplo.

Tipo de ortodoncia interceptiva

Esta ortodoncia es aquella que se dedica a intervenir de manera directa en los huesos maxilares del niño durante el crecimiento y antes de que mude los dientes. De esta forma se puede guiar la erupción de los dientes permanentes con precisión y correctamente.

Ortodoncia correctiva

Esta es la indicada para aquellos que ya han mudado los dientes en su totalidad. Esta consiste en realizar, de forma gradual, el movimiento de las piezas dentales hasta que ocupen el lugar correcto en la arcada dental.

Es en este tipo de ortodoncia donde está la mayor cantidad de aparatos y tratamientos existen. A pesar de que todos son muy efectivos, pueden responder de manera distinta en cada paciente debido al grado de complejidad del caso.

Tipos de ortodoncia y precios brackets metálicos

Tipos de aparatos de ortodoncia

Brackets convencionales

Son los instrumentos terapéuticos que se fijan, de forma temporal, en la cara de los dientes y que el ortodoncista utiliza para corregir los defectos y malformaciones de la dentadura. Estos pueden ser de diferentes formas y materiales.

Metálicos: Son de acero inoxidable y los menos estéticos de todos. Sin embargo, los más utilizados históricamente, y los más baratos. Estos brackets están ligados por un cable metálico. Los brackets metálicos también pueden ser recubiertos con oro.

De zafiro: En lugar de fijar las piezas de metal en los dientes, se utilizan diminutas piezas transparentes de zafiro. Al ser transparentes, la estética es completamente superior al punto de que parece no haber nada en los dientes. Además, le aporta gran resistencia a la ortodoncia.

Cerámica: Los brackets de cerámica transparente son una de los materiales más solicitados junto al zafiro. Estos toman el color de los dientes, y por tanto, no se notan casi.

Brackets autoligables

A diferencia de los anteriores, estos no precisan ni gomas elásticas ni ligaduras metálicas para unir los brackets. Estos mueven los dientes a través de los clips de autoligado que utilizan la fuerza ejercida por arcos con memoria elástica. Sin embargo, sí pueden ser de zafiros, metal o cerámica

Ortodoncia lingual Incognito

Esta es la ortodoncia más discreta o invisible de todas. Los brackets se colocan en la cara interna del diente, en lugar de la externa, como es el resto.

Invisalign

Invisalign es la ortodoncia invisible de última generación, la más cómoda e higiénica de todas. Es una de las ortodoncias más demandadas hoy en día. Se trata de unos alineadores transparentes y removibles hechos a la medida de la boca del paciente. Cada férula tiene un micromovimiento concreto para reajustar la dentadura y deben cambiarse cada quince días, aproximadamente. Entre los principales usos de este tratamiento está el de la corrección de apiñamientos y diastemas.

Tipos de ortodoncia y precios

Tipos de elementos que hacen variar los precios de la ortodoncia

Existen varios grado de complejidad en los tratamientos, que afectan directa y proporcionalmente a los precios de los tipos de ortodoncia. Los pacientes se pueden clasificar de tres maneras en dependencia de la complejidad de su caso. Estos son:

  • Sencillo.
  • Habitual.
  • Complejo.

Estos grados dependerán del grado de personalización, tiempo invertido en el tratamiento, fabricación de aparatos, tipo de especialidades extras que tengan que intervenir (implantología, cirugía oral, cirugía maxilofacial, rehabilitación, etc.)

Por otro lado están los materiales utilizados. No valdrá lo mismo unos brackets metálicos que unos de zafiro o los de oro. A esto súmele la cantidad de pruebas que sean necesario realizar, como los rayos X, TAC y demás equipamiento empleado en el tratamiento.

Y por último, pero no menos importante, está el grado de especialización del equipo profesional que te atienda. No obtendrás el mismo trato ni calidad por un recién graduado que por un ortodoncista que tenga un doctorado en su especialidad. El conocimiento y especialización es algo muy valioso hoy en día en cualquier sector de la sociedad.